articulos

EL EFECTO PIGMALIÓN.

EL VALOR DE LAS EXPECTATIVAS EN LA VIDA DE LOS NIÑOS


El Efecto Pigmalión es el fenómeno que describe el proceso mediante el cual las creencias y expectativas de los adultos con relación a sus hijos, se confirman en el tiempo.

 
Se llama así en honor a Pigmalión -Rey legendario de Chipre, sacerdote y escultor que enamorado de una estatua femenina de su creación, rogó a Afrodita (Diosa Griega) con fervorosas plegarias que le diera vida, quien accedió y materializo sus anhelos. Pigmaleòn se caso con ella y tuvo una hija llamada Pafo.
 
De manera que los padres, profesores y personas afectivamente relacionados insuflan o transfieren un tipo de vida, tan como el escultor de nuestra historia.
 
Estas expectativas son transmitidas mediante el lenguaje verbal y no verbal, e incluyen lo que tememos y lo que anhelamos.
 
Un gran porcentaje de mensajes son encubiertos, recepcionàndose el verdadero sentimiento, no lo que se dice verbalmente. Por ejemplo el mensaje audible puede ser: “Pórtate como hombre”, “Se más inteligente” o “Así no lograrás nada”, pero lo que se recibe es lo que en verdad se siente, esto puede ser lo contrario y entonces el verdadero mensaje dice: “no eres hombre, demuéstralo” “eres tonto” “fracasarás”. Es importante por lo tanto describir lo que realmente sentimos, así como observar nuestros sentimientos antes de expresarlos y hacernos cargo de lo que nos corresponde.
 
En conclusión, las familias guardan una suerte de creencias inconcientes benévolas o malévolas respecto al futuro que tendrá cada uno de sus hijos, el resultado eficaz de la suma de estas creencias (las cuales por lo general son totalmente inconcientes) son conocidas como el efecto Pigmaliòn. 
 
Investigaciones

•    Una de varias investigaciones sobre la que se soporta esa teoría, fue desarrollada en los Estados Unidos. Se trabajo con dos grupos de alumnos opuestamente preparados y dispuestos académicamente, con la diferencia que el maestro no conocería su condición y se le daría una información errada e invertida respecto al desenvolvimiento de sus pupilos.
Se les dijo a los maestros, que el primer grupo (los que eran aplicados) eran los peores alumnos del estado y en cuanto al segundo grupo (los que tenían un deficiente nivel académico), se les dijo lo contrario, es decir que esos alumnos gozaban de un nivel intelectual brillante.
 
Luego de un tiempo del dictado de clases, se observó que el grupo de los chicos brillantes decrecieron en sus calificaciones y aquellos de un nivel académico pobre, elevaron significativamente su calidad. De manera que “la creencia del profesor influyo sobre su interacción y el logro de las metas académicas por parte de los alumnos”
•    Otros estudios sobre el funcionamiento familiar revelan que existe desde antes de nacer una expectativa que ya pesa sobre el que esta por venir.
“Según esta visión, tanto el salvador, como la oveja negra y el santo ya construyeron un lugar y hasta una necesidad familiar de que existan, generando por lo tanto un contexto un terreno para su desenvolvimiento....”
 
A veces se es conciente de las expectativas; se es conciente que se ha procreado para no sentirse sola en la vejez, para mantener unida a la pareja, para darle a la vida un sentido, para sustituir a alguien que murió, para darle orden a la familia, etc. 
 
Punto aparte, en base a este criterio desarrollamos toda una estrategia que va desde el nombre que se le pondrá hasta el mito y la fantasía que se experimenta entorno a futuro niño. 
 
La creencia como factor protector 
 
La creencia es tan fuerte que puede invertir el destino de una persona, que aparentemente es mala o de carácter difícil, tan solo por la reiteración de mensajes inconscientes que se han depositado en él durante su infancia, y que señala como debe terminar su historia. Así tenemos la historia de santos y grandes personajes de vidas traviesas, enredadas, de caracteres difíciles pero cuyas madres estaban entregadas a la oración y a una constante visión positiva sobre ellos.
 
Afirmamos en este sentido, que las intenciones familiares, son capaces de proteger a un niño en contextos sociales de alto riesgo, ya que desde esta postura, la confianza protege, como una red energética y sobre todo es un factor protector frente al virus de la desdicha.
 
Y estas intenciones arraigadas en el amor, construyen realidades, como ejemplo evoco la maravillosa película de Roberto Benigni “La Vida es Bella”, donde aprendemos como es posible reconfigurar la realidad; el Padre modificó en su hijo la visión que tenia de los eventos (la guerra) transformando su vivencia en un acto de desafío, retos y juegos, con personajes que hacían el papel de malos, contribuyendo en salvar su vida carnal, pero sobre todo interior.
 
Alternativas
•    Hacer algún proceso de exploración (psicoterapia o técnica de desarrollo personal), que te permita explorar tus expectativas profundas respecto a tu hijo, a cada uno de ellos, así como tu propia visión de la vida.
•    Liberar tu mente de expectativas (empleando un método o disciplina interior que puedas verificar como eficaz).
•    Reformular la formas o consecuencias de tu mirada, cambiar forma de hablar con cada uno de ellos, de acercarte o alejarte, reconociendo las cualidades y dones únicos, particulares y especiales, abortando las imágenes fantasiosas de lo que nosotros pretendemos imponer o seducir a que se plasmen, .procuremos el respeto del niño como ser distinto con sus propios sueños y expansiones.
•    Que el niño sea acompañado en sus procesos evolutivos naturales con sistemas auto expresivos, como el arte, la música y distintas actividades auto-expresivas, desde enfoques preventivos (arteterapia, musicoterapia, etc.) que viabilicen reformulaciones, cambios perceptuales, desarrollando gradualmente el “hábito” de auto observarse.
•    Los métodos de la terapia familiar y las constelaciones familiares son métodos eficaces para evaluar, predecir e intervenir en el rol prefijado por la familia ante la llegada de un bebé, los condicionamientos negativos y en consecuencia señalar el terreno donde se está desarrollando o se desarrollará el pequeño. De manera que el cambio pueda asumirse y el destino modificarse.


Lic Iván Salas Dahlqvist
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla







 

EL ARTE Y SU VALOR TERAPEUTICO

El arte como acto curativo es de un valor incalculable. Es el camino regio para el trabajo infantil, ya que facilita un camino desde las emociones hacia el entendimiento de las mismas, el cual es un objetivo en sí  mismo, cuando el arte es usado como medio terapéutico.


A diferencia de los adultos, en los menores, las cualidades del lenguaje y el pensamiento abstracto no están desarrollados del todo, motivo por el cual se sugiere que aquellos acontecimientos no comprendidos y que han dejado una huella emocional, sean inicialmente simbolizados a través de actividades artísticas y posteriormente organizados (con la ayuda del especialista) alrededor de ideas claras que permitan al niño, apreciar la realidad y ordenarla internamente. Por ejemplo; En caso de duelos, dependiendo de la edad, los niños menores pueden aprender a reconocer esta realidad y mirarla desde una perspectiva saludable, facilitando el paso por las etapas implicadas (del duelo).
 
El arte terapéutico reconoce como relevante, el proceso creativo y expresivo, más que la construcciòn de la estètica o una meta definida. El proceso es la meta. En este camino de simbolización del dolor, se forma un puente con la consciencia, a través del cual se construye una nueva percepción.
 
Los canales de desarrollo que emplea esta disciplina son tantos como las modalidades de expresión: Danza, pintura, música, drama, dibujo, etc.
 
Por otro lado, es empleado por los familiares de personas con enfermedades graves.
 
En consecuencia, el arte (empleado en un contexto psicoterapéutico) asegura ser un poderoso instrumento de cambio perceptual o en otro contexto, puede funcionar como proceso armonizador y regulador emocional (no siempre logrando integrar la cognición, es decir lograr un darse cuenta claro y contundente que contribuya a un alivio estable, producto de una visión clara que la cimienta).
 
A continuación, algunas situaciones traumàticas, situaciones difíciles y propósitos de estimulación de los potenciales humanos en los que el arte es usado con fines terapéuticos y educativos:
•    Empleado en personas que han sufrido abusos.
•    Los ancianos y los niños con discapacidades.
•    Problemas de comunicación.
•    Problemas de relación o que viven situaciones familiares conflictivas.
•    Problemas emocionales en general.
•    Desarrollar habilidades sociales.
•    Reducir la ansiedad y depresión.
•    Ayuda a orientarse hacia la realidad.
•    Trabajar la inteligencia emocional.
•    Romper patrones de pensamiento rígidos y circulares.
•    En caso de duelos, (para acompañarlos) o duelo patológico.

Lic. Iván Salas Dahlqvist
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

BENEFICIOS DE LA MUSICOTERAPIA

Desde hace un tiempo se viene aplicando en los sistemas de cuidados a las gestantes técnicas de relajación y escucha de músicas que orienten en la madre estados emocionales positivos.

 
En este sentido los estudios demuestran que no solo la madre escucha y reacciona sino también el feto ya está nutriéndose de los estímulos audibles, que van desde la escucha de los latidos cardiacos, los sonidos gástricos, los latidos del corazón, hasta la voz de mamá y las vibraciones que llegan desde el entorno. 
 
Por otro lado se sugiere que se inicie el empleo activo de la música, entre los 3 y 10 años de edad, aprendiendo algún instrumento musical, este intervalo de edades es conocido como puerta neuronal; siendo la etapa en que se facilita el desenvolvimiento de cualidades del hemisferio derecho del cerebro (cerebro analógico) y la creación de un puente efectivo con el izquierdo (cerebro lógico). Asimismo cuando el instrumento empleado hace uso de los dedos (Estos están vinculados a áreas específicos del cerebro izquierdo y derecho), se estimula indirectamente diversas zonas cerebrales.
 
En esta dirección una de las cualidades más relevantes que estimula el empleo de la terapia musical son las zonas del cerebro asociadas al pensamiento lateral derecho (vinculado al proceso de búsqueda de soluciones, creatividad, integración de información, entre otras y aspectos relacionados al coeficiente emocional).
 
Por otro lado el niño tendrá una forma de expresar sus emociones, siendo su práctica un factor protector y fortalecedor de su identidad. Es decir la autoexpresión emocional, entre ellas el ejercicio de música (de manera activa o pasiva) es de valor muy especial, ya que los niños son simbólicos y por lo general les es más sencillo expresar sus confusiones y sufrimientos en forma musical u otro tipo de arte, para luego poder asimilarlo y luego pasar a otra fase de carácter verbal donde pueden enfrentar mejor, es decir, entender sus problema o exponerlos de manera más directa. 
 
 Entonces existe una manera activa (tocando un instrumento musical) que genera una suerte de auto organización interna (Fisiológica y psicológica) y además existe otra forma pasiva (oyendo la música) que genera un ordenamiento interno de las pulsiones interiores, ayudando a la mente a entrar en sintonía con el presente, autorregulando diversas funciones psicofisiológicas, percibiéndose un estado de mayor armonía y/o conciencia de sí. 
 
Existen algunos estudios que relacionan tipos de instrumentos musicales y personalidades, siendo la recomendación disponer de un número y diversidad de experiencias con distintos instrumentos, en talleres musicales de extensión de conservatorios o escuelas en los que puedan practicar y explorar, hasta decidir cual va a ser el instrumento madre que será de su dedicación inicial o fundamental. 
 
Otros aspectos en los que la musicoterapia ha resultado ser de significativo ayuda son:
•    Dificultades en el aprendizaje.
•    Problemas de conducta.
•    Para niños con necesidades educativas especiales.
•    Dificultades en la socialización.
•    Con trastornos médicos crónicos y/o degenerativos (cardiopatías, problemas de dolor) debido a que estimula la secreción de dopamina.
Y como apoyo y complemento a una enorme variedad de procesos de intervención terapéutica en:
•    Enfermedades degenerativas como el Alzheimer.
•    Problemas de fármaco dependencia y abuso de sustancias.
•    Daño cerebral debido a enfermedades o traumatismos.
•    Incapacidades físicas debido a enfermedades degenerativas o accidentes.
•    Problemas de dolor agudo o crónico, debido a diversas condiciones (secuelas de accidentes, cáncer, etc.)
•    Personas con enfermedades terminales.
Además existen formas altamente relacionadas, como la integración de la musicoterapia con la danza, dando a luz a significativos procesos de ayuda a la manifestación de potenciales psico genéticos (como la afectividad, la espiritualidad, la creatividad, la vitalidad y sexualidad) en contextos terapéuticos orientados.
Ejercicios de encuentros de persona-persona y de persona-grupo, dramatizaciones, pintura, arcilla individual y trabajo cooperativo con otros niños, son otros tipos de integración que se han sumado, al trabajo de musicoterapia (tomando el estudio serio de la semántica musical para encontrar formas inteligentes de incentivar diversos estados emocionales de carga y descarga emocional) y siempre con el propósito de brindar una activación del poder personal, en su lado creativo, autorregulable y automoldeable, construyendo puentes hacia una continuidad de la conciencia, y en pleno respeto de la naturaleza particular, única y responsable de cada individuo y que al ser autentica se convierte en el camino de regreso a la salud .
 
Lic. Iván Salas Dahlqvist

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

LA CREATIVIDAD Y ESPIRITUALIDAD EN EL NIÑO

Estas dos palabras son muy cercanas entre sí, se reencuadran entre ellas, una es el marco de referencia de la otra, es decir en una forma una no puede existir sin la otra.


La creatividad nace de la espontaneidad, la exploración y el encuentro con la realidad que de forma natural, sin miedos, ni preconceptos, los niños van a ir contrayendo hacia dentro, auto modelándose, auto recreándose en función de aquello que esta fuera, todo ello en primera instancia y la espiritualidad es la experiencia de lo verdadero de lo real, en todas sus dimensiones posibles, no son dos dimensiones (fuera y dentro), es una sola: “dentrofueradentro”.
 
Los objetos, las experiencias en este caso no son cosas aisladas del niño, sino son una unidad, el niño integra todo lo que pasa fuera de él, dentro, aún a pesar que sea tóxico, él lo hará, también porque en alguna medida es un acto de sobrevivencia, de no hacerlo no podría relacionarse, él necesita ser alguien.
 
La espiritualidad es la vivencia intensa de la verdad - realidad en todas sus dimensiones, y la creatividad es como estructuramos una vivencia, una realidad y le damos sentido, le damos forma (sea fuera de nosotros o dentro), cuando hablamos de dentro y nos ubicamos en un contexto peligroso y dañino y aún así se construye, se recrea al interior del niño una forma saludable, entonces a esta cualidad de transformar el plomo en oro psicológico se le llama resiliencia y nos permite ser más abiertos a la realidad, a las experiencias y vivir “más intensamente”, y por lo tanto más devotos de la vida, más espirituales. No todos los niños tienen un óptimo nivel de resiliencia. 
 
Los niños nos permiten ver más allá de pensar espiritualmente; ellos son corporalmente espirituales, y eso hasta que transgredimos el orden natural y condicionamos su exploración y/o expresión, suprimiendo su potencial los volvemos falsos y artificiales.
 
Finalmente la creatividad nace de la espiritualidad.
 
La libertad es la pauta principal para desarrollar la espiritualidad y creatividad.
 
¿Qué hay que evitar?
1.- Violentarse contra ellos cuando contravienen una norma.
(Descalificándolos, mirar con desdén, agredir físicamente o verbalmente).
 
2.- Dogmatizarlos (sin posibilidad que pregunten) (Entender que el niño no puede entender superabstracciones, más bien puede experimentar cuestiones concretas o entender conceptos observables básicos de causa y efecto).
 
3.- Prohibiéndoles que jueguen o apresurándonos a cambiar de juego cada vez que nosotros nos aburrimos (a través del juego, los niños repiten las situaciones difíciles hasta poder asimilarlas).
 
4.- Ver mucha televisión.
 
5.- Darles respuestas pre-elaboradas, evitando que exploren, esta es una forma sutil de agredir.
 
6.- Inculcándoles miedo a caminar, a correr, a ensuciarse, a perder la compostura, a trepar o hacerles la tarea (evitar que se equivoquen).
 
7.- Amenazarlos si se tocan sus partes íntimas (evitar que exploren).
 
8.- Connotar negativamente la exploración de su cuerpo.
 
9.- Hablarles demasiado sobre Dios, es mejor solo usar símbolos, el más importante y puente fundamental es el amor, un amor inteligente.
 
10.- Descalificar en vez de re-orientar sus obras manuales, verbales (participaciones) o emocionales.
 
11.-Llenar sus espacios con cosas excesivas que realizar (evitar el tiempo de ocio).


Pautas primordiales para crear resiliencia, espiritualidad y creatividad)

1. Dejar que exploren
2. Que jueguen
3. Que sean espontáneos
4. Que se equivoquen
Todo ello en libertad… protegida


¿Qué Actitud tomar?

1.- Permisiva y orientación o reorientación, el hecho es que para cambiar de dirección a una fuerza no necesariamente tienes que ir en contra de ella.
2.- Afecto.
3.- Aprobación de su exploración y cuidado .
4.- Organización de experiencias dolorosas (del niño) con connotaciones positivas.
5.- Respetar su aporte, darles espacio para su expresión.
6.- Disfrute como pauta en la vida.


Lic. Iván Salas Dahlqvist
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

LA COMUNICACIÓN EN EL DESARROLLO PERSONAL

Se comunican conductas, sentimientos y palabras. La condición de cada mensaje depende de cuan coherente es el transmisor: papá, tío, etc. 
La forma que emplean estos personajes para comunicarse van a delimitar una estructura, un sistema, que en los niños menores de 7 años se contraerá hacia sí mismo.

 

Estilos de Comunicación en la Educación Infantil
1. Estilo Optimista:
 
“Julio, hiciste algo que realmente nos causo inconvenientes a tu padre y a mí, y estamos muy enojados con esta situación”. 
(La crítica de la madre es específica. Describe sus sentimientos con precisión).
 
“Te dijimos tres veces que ordenaras tu habitación y que venía visita, tuvimos que limpiar nosotros mismos, lo que nos impidió hacer otras cosas importantes. Es tu responsabilidad mantener limpia tu habitación, no la nuestra”.
(Su madre explica exactamente lo que ocurrió, la causa del problema y el efecto. Adjudica la responsabilidad precisando la tarea no asumida).

 
“Quiero que te quedes en la habitación durante quince minutos y pienses en lo que he dicho. Luego quiero que me digas qué puedes hacer para que tú habitación quede ordenada y no ocurra de nuevo. Escribe por lo menos tres maneras de resolver este problema”.
(Este es un tiempo razonable para que un niño de ocho años reflexione sobre un problema. La madre de Julio ha creado una tarea específica factible para Julio como una forma de cerrar el problema)
 
2. Estilo Pesimista:
“¿Por qué eres siempre desconsiderada? ¡Estoy furiosa con tu conducta!”. 
(La palabra siempre implica que el problema es general y que no cambiará nunca, la reacción emocional es exagerada y producirá culpa)
 
“¡Te dije un millón de veces que mantengas limpia tu habitación, pero nunca escuchas! ¿Cuál es el problema contigo?
(La madre de “V” describe el problema como algo repetido: “un millón de veces”, es global - “nunca escuchas” - a fin de incluir la culpa. Además, implica que hay algo permanente y caracterológicamente negativo en su hijo).”
 
AL CRITICAR O REPRENDER A SUS HIJOS, ESTÁ INFLUYENDO EN COMO VERÁN EL MUNDO, CON OPTIMISMO O PESIMISMO.
 
Lic. Iván Salas Dahlqvist
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla